viernes, 6 de julio de 2012

El peligro del anarquismo

Tanto se usan últimamente las palabras anarquía, anarquismo, anarquista y el resto de esa familia, que se ha llegado a utilizarlas muy mal.

No es sólo el mucho usarlas lo que ha llevado a emplear mal la familia de palabras anarquía y derivadas, sino una conveniencia ideológica.

Hay gente a la que le conviene que se entiendan mal estas palabras. El anarquismo es peligroso para los que hoy tienen el poder.

La ignorancia histórica y el pésimo dominio del lenguaje son caldo de cultivo para la propagación de los conceptos errados.

Para empezar, distingamos entre anarquía y anarquismo.

La anarquía es una situación. El anarquismo es una ideología.

Anarquista es quien propone y defiende la idea llamada anarquismo.

La anarquía no es sinónimo de caos, necesariamente.

Anarquía (del griego ’Αναρχία) es la ausencia de control público, o sea, la ausencia de control o autoridad de una(s) persona(s) sobre las demás. Dicho de otro modo, anarquía es la situación en la que ningún individuo es superior a otro en autoridad o derechos. Que nadie mande, en términos simples. Hay quienes creen que eso llevaría inevitablemente al caos. Pero, al menos lingüísticamente, anarquía y caos no son sinónimos. De otro modo la frase "la anarquía lleva al caos" sería una redundancia.

Quienes creen que la anarquía no lleva inevitablemente al caos son anarquistas. O sea, esto es el anarquismo: la ideología que sostiene que la anarquía puede conducirse sin que derive en caos. En otras palabras, que se puede tener organización sin que alguien gobierne. Que se puede prescindir de la autoridad y no perder por ello el orden.

Joan Manuel Serrat escribió: "Sería fantástico […] que todo sea como está manda'o, y que no mande nadie". Esa oración resume muy efectiva y positivamente qué es el anarquismo.

Ya que el anarquismo propone la organización de la sociedad sin que haya personas superiores a otras, esta idea es combatida enérgicamente por los que hoy dominan la sociedad. Si esta ideología se propagara, y si finalmente se llevara a la práctica, los que hoy son poderosos perderían sus granjerías y sus privilegios. Se quedarían sin sus pomposos títulos, sin el falso respeto que hoy reciben debido a su autoridad, que en realidad es miedo; sin esa vida en la que no trabajan y sin embargo todos les trabajan a ellos. Para esta gente el anarquismo es el fin de la vida cómoda a expensas del sufrimiento de otros. Por eso se afanan en demonizar el concepto "anarquismo". Les conviene que se confunda con "anarquía", y que ésta se tome exclusivamente como sinónimo de caos y desorden y muerte. Que "anarquista" sea en la mente de la mayoría sinónimo de "terrorista" es un triunfo de ellos, los poderosos de siempre.

Desde estas humildes líneas hago un llamado a usar bien las palabras "anarquía", "anarquismo" y "anarquista". El rigor lingüístico lo exige. La ciencia social lo requiere. Cualquier persona que desee hablar en serio de política, sociología e historia tiene el deber de entender y emplear bien estos términos, si desea que su opinión se respete. Y devolvamos el anarquismo al debate sobre la sociedad que queremos, pues tiene mucho que aportar. Pongámoslo en el lugar que tenía en el debate antes que la histeria de los poderosos, con su control sobre los medios de comunicación y la complicidad de un par de inadaptados sociales que se arrogaron para sí el término, le dieran un mal nombre.

miércoles, 4 de julio de 2012

Sueldo Mínimo (Opinion personal)

Como todos sabemos, hoy en día el tema de contingencia es el aumento de sueldo mínimo de $182.000 y claramente estoy de acuerdo con el aumento del salario, pero tenemos que saber cosas o tenerlas claras antes de que este aumento se vaya en contra de la misma persona explotada.


¿Por qué digo que puede venirse en contra de nosotros mismos?, lo digo porque hoy en dia el ser humano es una persona consumista que cree que lo que impone el sistema como ‘’necesidad’’ es cierto y no hay mas opciones, debido a eso es en donde caemos en la amplia relación entre ‘Persona y sistema’, me refiero con esto a que en ciertos aspectos del desarrollo social y económico de nuestro país la relación es bidireccional y se alimentan los dos de ciertas situaciones, por ejemplo ‘El sistema económico como una grande empresa de consumo impone que un televisor en cada habitación es necesidad para una familia, la familia al ver esto en publicidad de todo tipo es engañada y tan solo consume, provocando con esto un gasto de dinero mas del necesario’.

Entonces el sistema se alimenta de la persona y la persona se alimenta de las falsas necesidades que le implanta el sistema, por eso mismo ¿Podemos pensar que tan solo subiendo el sueldo mínimo el problema de la calidad de vida se solucionaría?, por mi parte digo un NO rotundo, por que la persona entre mas tiene mas gasta y no se fiscaliza.

Creo que si bien una solución es aumentar el sueldo mínimo esto debe estar enlazado con una educación hacia la gente a nivel de que podamos como persona auto-fiscalizarnos nuestros gastos, aprender a ahorrar y tomarle el peso de lo que el dinero implica en nuestras vidas (tratando de darle énfasis tan solo a lo que necesitamos realmente y que lo otro solo lo implanta el sistema para endeudarnos)

En conclusión como punto de vista personal, deberíamos pedir un aumento de sueldo pero con educación en base al manejo del dinero en nuestras vidas, produciendo con esto que la persona no gaste mas cuando tiene mas dinero en sus bolsillos, incentivar el ahorro en las familias y la consciencia de que lo que te implanta la publicidad no es una necesidad.


Dejo abierto el debate...

‘Unifiquemos y organicemos, entregando y aportando lo que pensamos’’



Eithan Goycoolea
http://laverdaderaescapatoria.blogspot.com/

‘’Proyecto de lucha defensivo en base a una asamblea popular’’


Una asamblea popular como sabemos  tiene diferentes matices en los cuales debemos mantener siempre presente el como manejarlos, organizarlos y mantenerlos a través del tiempo para así llegar al tan ansiado ‘’Poder popular’’.
Estos diferentes matices nos van dando la pauta a como conllevar una asamblea por medio de la autonomía  y trabajando por fuera de la institucionalidad, demostrando así que ya no hay confianza ni de nuestra parte, ni tampoco de la gente hacia los partidos políticos tradicionales los cuales por años han legislado, reformado y trabajado para la explotación del pueblo con el único fin de llevar beneficio a sus propios bolsillos y a esos llamados ‘’Tratados internacionales’’
Cuando hablo de matices me refiero a las diferentes formas de trabajar en asamblea, por ejemplo de manera abierta, democrática, con voceros revocables, etc generando con esto el levantamiento de demandas sociales desde la misma asamblea


Si bien esto no esta equivocado y por el contrario es algo que ha hecho que el concepto de asamblea se masifique a lo largo del país, siento y veo que estamos cometiendo un error, en cierta forma centralizándonos en el objetivo de mantener una asamblea durante el tiempo dejando de lado conceptos importantes y escasos en cada movimiento social que se ha impulsado por medio de asambleas, conceptos como por ejemplo el no darle una dirección política de base a un movimiento impulsado por asambleas, como también el no preocuparse de la defensa ideológica y política de esta misma.

A lo que quiero llegar es que debemos comenzar a construir todos juntos una propuesta o un proyecto de lucha defensiva en base a la asamblea y a la dirección política que se tome de base. ¿A que me refiero con esto? Me refiero a que de manera indirecta o directa vayamos creando una fortaleza ideológica y defensiva en contra del sistema que oprime y reprime estas formas de organización, procurando con esto la creación mas fortalecida de la consciencia en que cada persona tiene su propio poder y unificándolo logramos el cambio.
Dejo abierto el debate, Saludos y gracias.



Eithan Goycoolea